Hace dos días finalizó la exposición de fotografía que se organizó desde el Centro Municipal de Acogida Juan Luis Vives y se expuso en el Centro Cultural de Valdebernardo. Quiero compartir con todas y todos como fue la puesta en marcha de este bonito proyecto.

La exposición llevaba por nombre Rompamos el Estigma. Si buscamos el significado de estigma, entre varias definiciones, nos encontramos con dos especialmente significativas: marca o señal en el cuerpo; y, desdoro, afrenta, mala fama. Esa marca que define la palabra estigma es la que llevan consigo las personas sin hogar, una señal invisible tan grande, que les llega a invisibilizar frente a la sociedad y genera rechazo.

Decidimos comenzar rompiendo el estigma en nuestro barrio, Vicálvaro, y de esta forma darnos a conocer como vecinas y vecinos que somos. Uno de nuestros objetivos era que las personas acogidas formaran parte activa de esta iniciativa y pudieran contar al resto de personas, su historia y sus deseos. Continuo no sin antes hacer referencia a algunos de esos deseos, como el de Rita: “Vivo cada día con la esperanza de un futuro más bueno, luchando por reencontrarme con mi hijo Raúl”.

O el de Rafa: “Lo que realmente necesito es un hogar donde poder vivir”.  Estos son deseos que la mayoría de las personas no nos plantemos porque ya los tenemos, pero imagínate que estuvieras lejos de tu hijo o que no tuvieras un hogar donde estar en paz. En los tiempos que corren valoramos más aspectos materiales y no nos paramos a pensar en lo privilegiadas que somos, por tener un hogar o simplemente un plato de comida cada día. Y más en la actualidad, imagínate un confinamiento sin un hogar donde confinarte.

A través de varios talleres las propias personas usarías del servicio, han ido conformando la exposición, sin su iniciativa y participación activa no se habría conseguido este bello resultado. Talleres que llevan por nombre sus propias palabras y un mensaje de fondo: soy igual que tú, nuestra voz no es muda, hagámonos visibles y, el que lleva el nombre de la exposición Rompamos el Estigma.

Las fotografías expuestas son retratos e historias de vida y superación. En los ojos de cada una de las personas se podía observar la fuerza y la lucha diaria por labrarse un futuro mejor. Es importante que como sociedad seamos conscientes de la discriminación que sufren las personas en situación de sinhogarismo y tomemos consciencia de ello. Debemos formar parte del cambio; porque somos agentes de cambio.

Concluyo este texto tal y como concluí el texto para las personas visitantes a la exposición:

Gracias por visitarnos. Por último, te pedimos que difundas el mensaje: luchemos para que todas las personas sean respetadas y tengan un hogar digno donde vivir ¡No más personas sin hogar!