“Cicatrices, el arte del Kintsugi” se despide dejando huella

20 febrero 2017

Tras más de tres meses mostrando las cicatrices a través de la filosofía Kintsugi, el pasado 10 de febrero, Grupo 5 y todos los participantes de la exposición nos reuníamos para despedir a “Cicatrices, el arte del kintsugi”.

Sofía Rodríguez, Directora del Museo Nacional de Artes Decorativas, Paloma Muñoz- Campos, Jefe del Departamento de Conservación Coordinadora de Responsabilidad Social MNAD, Ángela Cruz, Consejera de Grupo5, Alejandro Arribas, Director del Área de RPS de Grupo5 y Mariano Orts, Director del CRPS de las Rozas intervenían dando las gracias a todos los centros implicados en el buen resultado del que durante meses hemos podido disfrutar y dando importancia al árbol que ocupa la totalidad de la pared frontal; un árbol que incluye todas las opiniones de los visitantes y que es reflejo del impacto positivo que ha concedido esta exposición a todos aquellos artistas, familias o curiosos que han entrado en el Museo Nacional de Artes Decorativas para conocer desde una perspectiva incomparable la salud mental.
cicatrices

Tras sus palabras los usuarios/as pertenecientes a la Comisión de Ideas – comisión dedicada al desarrollo del programa- participaron en primera persona hablando acerca de lo que ha supuesto volcar la historia de sus roturas y la belleza de las uniones de estas en este proyecto. Pero no solo escuchábamos la voz. Cada experiencia iba acompañada de un ritmo que tocaba Nicolás P., antiguo usuario del CRPS, con un Hang, un instrumento musical suizo que a todos nos dejó con la boca abierta, consiguiendo que aquellos relatos se transformaran casi en canciones. Posteriormente, algunos mensajes seleccionados del árbol fueron leídos por ellos mismos. Poesía, música, emoción y aplausos, así se traduce esta parte de la clausura.

Y por si fuera poco, Héctor O., perteneciente a la Comisión y guía de la exposición, se sentó ofreciendo caricaturas a los invitados, mostrándonos la actitud polifacética que dispone y sorprendiéndonos una vez más.
cicatrices

Con esta faceta de superación, fortaleza, empatía y admiración que nos deja Cicatrices y sus participantes, damos por finalizada esta exposición que nos imbuye ideas más cercanas, correctas y afines a la salud mental, conociendo no solo su experiencia, sino la realidad más honrada de la enfermedad mental. Esperamos con ganas el siguiente proyecto.