Respuesta a Manuel Vicent – El País

21 septiembre 2012
Desde la Asociación Aspacia nos envían esta carta al director que se publicó en el diario El País el 18 de septiembre. Su autora, una mujer que no duda en decir aquello que no le gusta, como la columna Cuerpos de Manuel Vicent.

Desde la Asociación Aspacia nos envían esta carta al director que se publicó en el diario El País el 18 de septiembre. Su autora, una mujer que no duda en decir aquello que no le gusta, como la columna Cuerpos de Manuel Vicent. Una mujer que el año pasado cursó el Posgrado de Violencia de Género: detección, prevención y atención de iFIS y la Aspacia y que tiene una conciencia de género, una mirada que cambiaría mucho el mundo para bien si muchas personas más la tuvieran. Esperamos vuestros comentarios.

Cuerpos. Ni personas, ni mentes, solo cuerpos. Me entristece su columna, señor Vicent. No solo por lo alejada que me parece de la realidad (ni me reconozco ni veo a mujeres así a mi alrededor), sino por basarse en esa antigua (o no tan antigua) creencia masculina de que las mujeres lo hacen todo por y para los hombres. ¿Tatuarse para ser objeto de deseo? ¡¿En serio?! ¿Machacarse en el gimnasio como opción exclusivamente femenina? ¿Cuánto hace que no pisa un gimnasio? Porque se sorprendería al comprobar que la proporción hombres / mujeres no inclina la balanza hacia donde usted da por supuesto.

Cuando Kubrick adaptó Lolita, convirtió un libro sobre un pederasta en una película sobre un pobre hombre hechizado por las artes seductoras de una niña manipuladora. Nabokov quedó profundamente decepcionado al ver su libro mal entendido. Yo también al leer su columna. Desconozco la cantidad de mujeres que antepondrían su estética a sus derechos, pero me aventuro a pensar que serían una minoría. Es decepcionante y entristecedor que, hasta quienes se supone que tienen un cierto nivel intelectual y cultural, insistan en hablar de nosotras con superioridad y condescendencia en lugar de hablar simplemente con nosotras.— Mariona Picas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *