12 de mayo: Día Internacional de la Enfermería

Por Eva Martínez Chandro - Coordinadora de Enfermería de Grupo 5 CIAN Madrid
12 mayo 2022

Según la OMS la enfermería es la profesión que abarca el cuidado autónomo y colaborativo de personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos y en todos los entornos. Las enfermeras están en la línea de acción en la prestación de servicios y desempeñan un papel importante en la atención centrada en la persona.

Enfermería, del latín in-, negación; firmus, firma, firmum, firme, resistente, fuerte; y -eria, actividad, establecimiento relacionado con los no firmes, no fuertes (enfermos), es la ciencia que se dedica al cuidado y atención de enfermos y heridos, así como a otras tareas de asistencia sanitarias, clínicas y a la promoción y prevención de la salud.

La importancia de esta especialidad radica en numerosos aspectos, como bien refiere la Organización Mundial de la Salud. La enfermería no cuida, ni trata solo a la persona enferma; sino que trata a la persona como un ser holístico que incluye mucho más que la enfermedad. La enfermería abarca también el entorno, la familia y, en definitiva, todo aquello que rodea a la persona y que influye directamente en su salud.

No trata, ni cura solo la enfermedad física. También se dedica a tratar las lesiones psíquicas que produce la enfermedad, las secuelas, el dolor… Tanto en el paciente como en la familia.

Una de las capacidades más importantes que acompañan a esta profesión es la empatía. La definición de la empatía es la intención de comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo. La palabra empatía es de origen griego empátheia que significa emocionado.

Por ello, la enfermería consuela, aconseja, enseña, acompaña, anima, escucha, comprende así como también sonríe, aprende, llora, se despide…

Es por ello, una profesión dura, que implica fuerza psíquica para aguantar los porvenires de los pacientes que atiende, con los que se establece una relación de confianza mutua, así como con los familiares de los mismos que también requieren de nuestro apoyo y confianza.

Esta ocupación lleva existiendo desde los inicios de la humanidad, desde la figura del cuidador hasta la profesión como la conocemos en la actualidad, y seguirá con nosotros hasta el final de la misma, ya que es una profesión imprescindible para la atención a las personas.

Por ello quiero felicitar y dar gracias a todas las enfermeras que hemos sido, somos y seremos.

Gracias por formar parte de la profesión más bonita y más sacrificada como es el cuidar tanto a los sanos como a los enfermos, tanto a ellos como a sus familias. Por acompañarlos día a día, por hacerlos más felices, por consolarlos, por enseñarlos y educarlos, por escucharlos, por paliar su dolor, en definitiva, por estar ahí.

Por último, y lo más importante darles las gracias a nuestros pacientes, los que estuvieron, están y estarán, de los cuales aprendemos día a día. Los que también nos aportan cariño, apoyo, alegría y que nos enriquecen con sus historias de lucha y logros. Por los cuales a veces lloramos de alegría o de tristeza, pero que sin duda, son ellos los que nos hacen estar orgullosos de nuestra profesión.

Feliz Día de la Enfermería. Ojalá sigamos creciendo y no perdamos nunca esa ilusión que nos hace continuar día a día con esta maravillosa profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *