El SAUS como agente activo en la intervención ante la conducta suicida

Por Roque Giménez - Psicólogo y Técnico del Servicio de Atención a Urgencias Sociales y Colaboración en Emergencias.
24 noviembre 2022

En el año 2017 el Servicio de Atención a Urgencias Sociales y Colaboración en Emergencias (SAUS) del Ayuntamiento de Valencia y gestionado por Grupo5, elaboró y puso en marcha el protocolo para la atención de tentativas suicidas y suicidio consumado iniciando así la colaboración en este tipo de intervención en la ciudad de Valencia.

El suicidio en datos de interés general

El suicidio se ha convertido en un corto período de tiempo en tema de especial interés para la comunidad científica, los distintos entes gubernamentales y la sociedad en general. A expensas de que se publiquen este próximo mes de diciembre los datos recogidos por el INE durante el año 2021, los actualmente disponibles que fechan del año 2020 no son inherentes a la preocupación generalizada. Durante dicho año se produjeron en España un total de 3.941 defunciones por suicidio, un 7,4% más que en el año 2019. De estas muertes, 440 se produjeron en la Comunitat Valenciana, una media de 8,3 personas por cada 100.000 habitantes (FSME, 2022). En cuanto a los datos de tentativas de suicidio, estos se vuelven todavía más alarmantes si cabe. Según el observatorio español del suicidio en el estado español se podrían producir alrededor de 80.000 intentos de suicidio al año (FSME, 2022).

La conducta suicida en el Plan de Acción de Salud Mental 2022-2024

El pasado mes de mayo, el gobierno presentó el Plan de Acción de Salud Mental 2022-2024 englobado en las Estrategias de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, donde queda recogido un apartado específico de medidas para la prevención, detección precoz e intervención en la conducta suicida. De entre estas medidas la de mayor repercusión fue la creación del teléfono 024 que ofrece información, atención profesional y apoyo ante la conducta suicida.

Pese a la elevada repercusión que tuvo la puesta en marcha del teléfono para la atención del suicidio no podemos obviar otras medidas que, aun teniendo una menor repercusión inmediata, se entrevén como fundamentales para la mejora de los procedimientos ya existentes. Entre ellas, se promueve la “elaboración, desarrollo e implementación del código de riesgo de suicidio en cada una de las CCAA para mejorar la atención a la persona con conducta suicida”. Una medida de elevada importancia en post de la homogeneización de los criterios atencionales ante este tipo de situaciones.

Otras líneas de actuación a destacar, son tales como el “establecimiento de mecanismos y circuitos ágiles para la mejora del acceso a los servicios de salud mental de las personas con conducta suicida» o el “fomentar la formación continuada a profesionales de la salud, para la detección del riesgo, diagnóstico y abordaje de la conducta suicida y formación a agentes implicados de otras instituciones, especialmente del ámbito educativo, servicios de emergencia y otros colectivos sociales que trabajen con población vulnerable” que pretenden facilitar el acceso a los recursos, dotar de mayor agilidad de respuesta a estos y formar a las/os profesionales para dar una respuesta más eficaz a todos los colectivos, incluso a aquellos más vulnerables.

El SAUS como agente activo en la intervención ante conducta suicida

Como parte de los servicios de urgencias y emergencias de la ciudad de Valencia, el Servicio de Atención a Urgencias Sociales y Colaboración en Emergencias (SAUS) forma parte de los cuerpos intervinientes ante situaciones de tentativa suicida o suicidio consumado. En el año 2017, se elaboró y puso en marcha el protocolo para la atención de tentativas suicidas y de suicidio consumado por parte del SAUS iniciando así la colaboración en este tipo de intervención. Las distintas actuaciones y procedimientos que aparecen en dichos protocolos quedan recogidas y amparadas bajo el marco legal vigente por el que se rige este recurso municipal. En base a lo anterior, dichos protocolos tienen el objetivo de estructurar la intervención, facilitar la coordinación entre los distintos agentes intervinientes y recoger unas pautas interventivas tanto con la persona que acomete la tentativa o el acto como hacia su entorno más próximo.

El SAUS está compuesto por un total de 16 profesionales especialistas en intervención psicosocial en situaciones de crisis, entre ellos trabajadores/as sociales, integradores/as sociales y psicólogos/as. El equipo de Psicología cuenta con formación en psicología clínica y de la salud, en la intervención en conducta suicida y en el ámbito de la intervención en urgencias y emergencias, entre otros; disponible las 24 horas del día, los 365 días del año. Cabe destacar que, los protocolos recogen el período de postvención, donde se realiza un seguimiento de la situación hasta 48 horas después facilitando apoyo psicológico a la persona y su entorno más inmediato si este se requiere. El equipo de Psicología garantiza la aplicación de los protocolos interventivos de la manera más eficiente posible, apoyándose además en la puesta en práctica de habilidades aprendidas para la gestión de la conducta suicida. Posteriormente, el equipo se coordina con los distintos recursos municipales tales como el Centro Municipal de Servicios Sociales, el CAST o el SPAI, con el hospital de referencia y con todos aquellos servicios que dan atención o pueden dar atención a la persona. Desde el servicio se proporciona información a la persona y su entorno de recursos que ofrecen atención continuada, apoyo psicológico o incluso intervención a nivel terapéutico tales como la Asociación Víctor E. Frankl, Psicólogas y Psicólogos Sin Fronteras o el Teléfono de la Esperanza.

Los datos recogidos en el período 2017-2021 indican que el SAUS ha participado en un total de 49 intervenciones ante tentativas suicidas y suicidio consumado, siendo el año 2019 en el que se registraron un mayor número de intervenciones con un total de 20. El 51% de las personas atendidas eran varones, mientras que el 49% eran mujeres. El grupo de edad con una mayor prevalencia en la intervención es el comprendido entre los 46 y 55 años, en segundo lugar, el de 36-45 años y por último el de los 26-35 años; coincidiendo todos ellos con la etapa evolutiva de la adultez. El 37% de las personas atendidas presentaban algún tipo de consumo o adicción, siendo el alcohol la sustancia más consumida; el 68% presentaba algún tipo de diagnóstico en salud mental o sintomatología asociada. El 57% de las intervenciones en las que se ha activado el protocolo de tentativa de suicidio la persona presentaba criterios de exclusión social.

Pese a que el año sigue todavía su curso, los datos obtenidos hasta la fecha son esclarecedores en cuánto al aumento de demanda y reafirman la consolidación del SAUS como servicio participante en las intervenciones en tentativa suicida y suicidio consumado. Entre los meses de enero a octubre de este año 2022, se han llevado a cabo un total de 31 actuaciones, más actuaciones que en todo el año 2019 y superando ya el 60% del total de intervenciones registradas en la tirada 2017-2021. A destacar que, en el mes de octubre se han registrado un total de 20 actuaciones lo que supone el 65% del total de actuaciones del año en curso. Este aumento tan significativo es debido a la puesta en marcha del servicio 24 horas y a la integración ya definitiva del SAUS como miembro activo en la comisión de colaboración entre Policía Local de Valencia y Bomberos de Valencia para la atención de la tentativa suicida y suicidio consumado. Esta colaboración se enmarca dentro de la Estrategia Valencia Ciudad Saludable puesta en marcha por el consistorio de la ciudad y coincidiendo también con las líneas estratégicas recogidas en el Plan de Acción en Salud Mental 2022-2024.

Presente y futuro del SAUS en la intervención en conducta suicida

Unos años azotados por una pandemia ya histórica, la falta de protocolos establecidos y un recurso relativamente joven y por consolidar, entre otros motivos; han hecho que el proceso de participación por parte del SAUS en la prevención, intervención y postvención en la tentativa o conducta suicida fuese un proceso largo, lento y de arduo trabajo. En este año 2022, se empiezan a atisbar los primeros resultados de este trabajo afianzando la posición del SAUS como miembro colaborador en este tipo de actuaciones. El refuerzo del servicio por parte del Ayuntamiento de Valencia implementando el servicio las 24 horas del día, también da respuesta en cierta medida a la demanda de los distintos agentes participantes de personal de apoyo psicológico ante este tipo de urgencias y/o emergencias.

Pese a la predisposición de los distintos entes gubernamentales por aplicar medidas preventivas e interventivas en la atención de las personas con conductas suicidas, se predice un futuro complejo debido al aumento de este tipo de situaciones y la elevada demanda de atención. Por parte del SAUS se seguirá trabajando en la consolidación del servicio y en el desarrollo de los protocolos de colaboración ya iniciados. Además, se seguirá potenciando los vínculos colaborativos con asociaciones y entidades de carácter público y/o privado que llevan a cabo un trabajo fundamental e indispensable de apoyo ante el suicidio o la tentativa.

Cabe destacar que, uno de los objetivos establecidos para los próximos años, es el de iniciar colaboraciones para la formación y atención de otros agentes intervinientes. En definitiva, por parte del SAUS se pondrá a disposición todos los recursos disponibles y esfuerzos en mitigar, en la medida de lo posible, el impacto que genera este tipo de urgencia o emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *